¿FP o universidad? 7 claves para saber cuál es tu mejor opción

Si estás pensando en continuar tus estudios, es muy probable que se te haya presentado el clásico dilema entre FP o universidad. ¿Cómo puedes resolver este “ser o no ser” del ámbito educativo? Te explicamos las claves que debes tener en cuenta para acertar en la elección de tu futuro académico y profesional.

New Call-to-action

La Formación Profesional, una opción en alza

Lo primero que debes hacer es dejar de lado los prejuicios que han rodeado la FP tradicionalmente. Hoy en día, debemos superar esa idea preconcebida de que los estudiantes con buenas notas deben seguir sus estudios en la universidad, mientras que la Formación Profesional está dirigida a los alumnos con notas más bajas.

De hecho, cada vez son más las personas que se decantan por la FP frente a la universidad. En concreto, el número de matriculados en Formación Profesional ha crecido un 57% en la última década, según los datos del Ministerio de Educación. Esto se debe, en gran medida, a la amplia oferta existente y a la alta y rápida empleabilidad que registran los ciclos formativos.

Y es que no se trata de una cuestión de capacidades, sino de que tu itinerario formativo se ajuste a tus necesidades y aspiraciones. Frente a una formación universitaria eminentemente teórica y de larga duración, los grados de FP te ofrecen la posibilidad de adquirir competencias técnicas y de abrirte las puertas del mercado laboral en un par de años.

Dicho esto, te contamos cómo elegir entre FP o universidad y cuándo la primera es tu mejor alternativa.

Claves para elegir entre FP o universidad Especialización

Hace unos años, la variedad de títulos de Formación Profesional era más limitada en comparación con el amplio catálogo de estudios universitarios. Por ese motivo, más estudiantes se decidían por ir a la universidad: la oferta era mayor y, por lo tanto, también encontraban más opciones que encajaran con sus intereses personales. Sin embargo, en la actualidad, la oferta de FP y universidad se ha equiparado.

Existen cerca de 200 modalidades homologadas de Formación Profesional diferentes, distribuidas en 26 áreas profesionales, que abarcan prácticamente todos los sectores productivos, desde los clásicos programas de Gestión y Administración de Empresas, hasta innovadores programas relacionados con las Nuevas Tecnologías. Con estos datos, es muy probable que tu vocación también tenga un lugar en la Formación Profesional.

Enfoque de los contenidos

¿Qué tipo de formación buscas? Una de las grandes diferencias entre los estudios de FP y los estudios universitarios radica en los contenidos de cada formación. Mientras las carreras universitarias buscan dotar a los alumnos de los conocimientos teóricos sobre una materia, la Formación Profesional tiene un carácter eminentemente práctico

Todos los programas de FP están enfocados a ofrecer un entrenamiento basado en la realidad del día a día en el puesto de trabajo. Su objetivo es preparar a técnicos capaces de incorporarse al mercado de trabajo con plenas competencias profesionales.

De ahí que cada vez sean más los alumnos de Formación Profesional que disponen de un título universitario pero que quieren completar sus conocimientos con las habilidades prácticas que les proporciona la FP

fp o universidad

Diversidad de conocimientos

Al estar orientado a un perfil técnico, otra de las ventajas de la FP con respecto a la universidad es que los programas están en constante actualización para adaptarse a las necesidades reales de las empresas.

Por ello, los grados incorporan, además de las materias específicas de la profesión, otras actividades para desarrollar las llamadas “habilidades blandas”. Hablamos de esas capacidades que van más allá de los conocimientos técnicos, como la asertividad, la gestión de conflictos, el control emocional… Unas habilidades  que,  según la investigación de la Fundación Carnegie A Study of Engineering Education, representan el 85% del éxito de una persona, frente al 15% que suponen los conocimientos teóricos y la experiencia.

Dedicación temporal

¿Cuánto tiempo de tu vida quieres invertir en formación antes de empezar a trabajar? Esta es otra de las preguntas esenciales para inclinarse por una FP o la universidad.

Los grados medios y superiores de Formación Profesional tienen una duración de dos años, en ambos casos, mientras que los títulos universitarios requieren de una dedicación de, al menos, cuatro años, con el coste económico que conlleva una mayor duración.

Continuidad formativa

Además, no olvides que en la Formación Profesional hay diferentes niveles para que adaptes el grado a tus conocimientos. Así, junto a la FP básica (para aquellos alumnos que no han terminado la ESO), se encuentran el grado medio y superior.

De este modo, puedes avanzar en tu desarrollo profesional sin tener que esperar a los cuatro años de formación de la universidad. Esto es interesante porque te permite obtener el título en dos años, comenzar a trabajar como técnico y seguir ampliando tu currículo con un grado superior.

Asimismo, la Formación Profesional también puede conducir a la universidad, si finalmente te interesa continuar por ese camino. Además, contarías con la ventaja añadida de que, si fuera necesario, ya dispondrías de una titulación para encontrar empleo y financiar los estudios universitarios.

Variedad de formatos

Si bien la formación universitaria se está adaptando al entorno digital, en este campo, la Formación Profesional lleva un poco más de ventaja, y es muy fácil encontrar formatos presenciales, semipresenciales y 100% online en la mayoría de los grados medios y superiores.

Esta versatilidad es un aspecto muy relevante a tener en cuenta si resides en algún lugar donde no se imparte la especialidad que quieres cursar o si tienes que compatibilizar el trabajo o responsabilidades familiares con los estudios.

Empleabilidad

No obstante, una de las razones con más peso para escoger una FP en lugar de la universidad es su alta empleabilidad. En la actualidad, las empresas buscan perfiles técnicos, pero muchos de los candidatos están sobrecualificados (un 27% de los trabajadores, según la OCDE). Esto sitúa a los graduados en FP en una situación ventajosa a la hora de encontrar trabajo. Tanto, que en 2019, más del 15% de los contratados venía de grados medios y superiores de Formación Profesional, frente al 9,7% de universitarios, según el Informe del Mercado de Trabajo Estatal del SEPE.

Es más, de acuerdo con la agencia europea Cedefop, en 2030 los nuevos puestos de trabajo que se crearán en España requerirán un 65% de profesionales con Formación Profesional de grado medio y un 35% con FP de grado superior y graduados universitarios.

En definitiva, para elegir entre FP o universidad existen parámetros objetivos para ajustar la formación a tus intereses, aspiraciones y recursos.

En Cesur Formación, ofrecemos más de un centenar de titulaciones oficiales homologadas, tanto en la modalidad presencial, impartida en los más de 20 centros oficiales repartidos en toda España, como a distancia. ¡Échale un vistazo a nuestro catálogo formativo y encuentra tu opción ideal!

New Call-to-action

Suscribete al blog

New call-to-action

CONOCE NUESTRAS SECCIONES

Ir arriba
Abrir chat