7 consejos para tener motivación para estudiar

La motivación se define por el énfasis que ponemos al realizar una actividad. Una motivación alta es vital para conseguir todo aquello que nos proponemos y es la mejor aliada a la hora de estudiar. Sin embargo, hay momentos en los que es difícil de mantener. Hoy te damos siete consejos para aumentar tu motivación para estudiar

Accede a la guía: ¿Cómo escoger la FP que necesito?

La importancia de la motivación para estudiar

La motivación es el motor que hace que cualquier actividad se lleve a cabo de forma satisfactoria. Esta motivación puede ser intrínseca, que se da cuando hacemos algo por el simple placer de hacerlo; o extrínseca, que ocurre cuando lo que nos motiva es la consecuencia de hacer la actividad en sí. 

De todos modos, es un hecho que la motivación puede verse también afectada por nuestro estado de ánimo. En diversas ocasiones, las situaciones que se dan en nuestro día a día condicionan nuestro estado de ánimo y, por ende, esto afecta a nuestra motivación, incluyendo los hábitos de estudio. 

Además, al igual que otras actividades, en los hábitos de estudio es importante empezar desde un punto de partida, una planificación y una metodología con la que guiaremos nuestro trabajo. Por último, evidentemente, necesitaremos un objetivo, una meta que conseguir y por la que hemos decidido empezar a estudiar. 

Consejos para motivarte a estudiar

Ahora que ya conoces la importancia de la motivación al estudiar, te presentamos siete consejos para que una sesión de estudio resulte más llevadera:

1. Planificar la sesión de estudio

Es esencial tener una planificación de estudio, para organizarte y tener claro en tu cabeza todo lo que tienes que estudiar. La planificación consiste en elegir las materias que vas a estudiar e intentar ponerte un tiempo límite para llevarlo a cabo. 

Una buena idea es hacer una lista con las tareas y ordenarlas según su prioridad.

2. Empieza por lo difícil

Cuando empezamos a estudiar es cuando tenemos más energía, por lo que es recomendable empezar por la parte que nos cueste más, ya que a medida que vaya avanzando el tiempo esa energía se irá consumiendo. 

Si por el contrario lo dejamos para el final, no nos quedarán fuerzas y percibiremos esta tarea como mucho más complicada de lo que es. 

3. Evita las distracciones

Móvil, internet, televisión, redes sociales… todos estos agentes distractores son enemigos de nuestro estudio que nos desvían de nuestra tarea y hacen que nuestra mente se disperse. 

Todas estas distracciones únicamente nos hacen perder mucho tiempo, ser menos eficaces y por ende nos harán sentirnos desmotivados e incompetentes. 

4. Tómate descansos

Si sientes cualquier tipo de signo de fatiga o cansancio, para de estudiar. No lo hagas cuando tus energías estén ya al mínimo, porque de este modo lo único que conseguirás es sentir aversión al estudio. 

Lo ideal sería tomar un descanso cada 50-60 minutos durante 10-15 minutos. 

consejos para tener motivación para estudiar

5. Usa recompensas

Cuando acabes una sesión de estudio y sientas que has sido productivo, date a tí mismo una recompensa: una comida que te guste, dar un paseo, ver una buena película… Si piensas que tras una sesión de estudio obtendrás algo placentero, lograrás motivarte. 

Puedes hacerlo de la siguiente manera: 

  • Ponte una meta y establece la recompensa que vas a obtener por ello de antemano.
  • La recompensa ha de ser proporcional al esfuerzo; es decir, cuanto más difícil sea lo que vas a estudiar, mayor debe ser la recompensa. 
  • Si crees que no has rendido lo suficiente, no te premies.
  • Usa también recompensas con auto-afirmaciones hablándote a ti mismo de forma positiva. 

6. Encuentra un buen contexto de estudio

Cada persona rinde mejor en un contexto y horario determinados. Así pues, debemos conocer la franja horaria del día en la que nos encontramos más lúcidos para estudiar y nuestro entorno ideal. 

Por ejemplo, hay personas que pueden ser más productivas durante las primeras horas de la mañana y que estudiarán mejor en un lugar donde haya más gente como una biblioteca. 

7. Piensa en las metas a largo plazo

Piensa sobre lo que te ha llevado a hacer ciertos estudios o actividades, así como lo que puedes conseguir cuando los termines. Esto potenciará tu motivación y te ayudará a encontrar un motivo para continuar. 

Esperamos que estos consejos te hayan sido de ayuda para aumentar tu motivación para estudiar. Si necesitas información o asesoramiento sobre nuestros ciclos, contacta con nosotros. ¡Gracias por leernos! 

guía elige tu formación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CTA BOFU

Suscribete al blog

CES - CTA - mundo laboral - sidebar

CONOCE NUESTRAS SECCIONES

Ir arriba
Abrir chat