Ejemplo de DAFO personal

Hoy toca pensar en ti. Mirarte hacia dentro y analizarte un poco. La mejor manera de tener éxito en la vida es conocerse a uno mismo. Saber cuáles son tus puntos fuertes y tus debilidades es clave para explotar los primeros y reforzarlos los segundos. Vamos a ver un ejemplo de DAFO personal para que aprendas a analizarte con esta sencilla herramienta.

Accede a la guía: ¿Cómo escoger la FP que necesito?

En qué consiste un DAFO personal

El DAFO es una herramienta donde se analizan las Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades. Se utiliza mucho en el mundo empresarial para analizar el entorno de un negocio. Pero también puede usarse en otros ámbitos como el profesional o el personal.

Se analizan pormenorizadamente las cuatro variables indicadas y con ello obtenemos un resumen de nuestros puntos fuertes o aspectos que debemos mejorar.

Hay una tendencia creciente a la utilización de esta herramienta como ayuda al autoconocimiento. Es sencilla de aplicar y permite obtener buenas conclusiones si se hace de forma meditada. Es habitual que los orientadores y coach te hagan que la realices pues permite reflexionar sobre uno mismo, cosa que no solemos hacer demasiado. 

Puzzle. DAFO

Ejemplo de DAFO personal

Para realizar un DAFO personal es primordial ser sincero contigo mismo. Se trata de ser autocrítico y no autoengañarse. Recuerda que no hay nada correcto o incorrecto. Se trata de una herramienta para pensar sobre ti, y como tal debes realizarla de una manera honesta para no perder el tiempo.

Como hemos comentado hay que analizar cuatro factores: dos factores internos y dos externos.

Los factores internos sólo dependen de nosotros mismos y son:

  • Fortalezas: aquí deberás incluir todos tus puntos fuertes. Qué se te da bien, en qué destacas, qué te apasiona. Intenta encontrar las aptitudes y habilidades que te diferencian.
  • Debilidades: deberás incluir aquí tu lado negativo. Tus desventajas con respecto al resto. Todo aquello que pueda suponer un handicap. Recuerda incluir todas esas cosas que necesitas mejorar o que sabes que suponen una traba para alcanzar tus objetivos.

Los factores externos son los que no dependen de nosotros mismos y que afectan a más personas:

  • Oportunidades: Son situaciones que te benefician de algún modo. Puertas que están abiertas y puedes aprovechar para alcanzar tus objetivos.
  • Amenazas: Situaciones que pueden suponer un riesgo o una amenaza para lograr tus metas. Factores de tu entorno que pueden perjudicarte.

Para realizar este análisis es importante establecer una meta o objetivos sobre los cuales vas a realizar este DAFO Personal. Por ejemplo, si te estás planteando estudiar la carrera que siempre te ha gustado.

Aquí tus fortalezas estarán relacionadas con la pasión que te motiva a estudiar. Y quizás, una debilidad pueda ser que hay una o varias asignaturas que se te dan fatal.

Respecto a los factores externos tendrás que analizar las salidas profesionales, que podrán ser una oportunidad o una amenaza en el caso de que sea difícil encontrar trabajo con esa profesión. También debes tener en cuenta, tu entorno familiar si te ayuda a seguir estudiando será una oportunidad que deberías aprovechar. 

Esto es sólo un ejemplo de factores que se deben analizar en un DAFO personal. Seguro que cuando te sientes a hacer el tuyo te surgen muchos más. Se trata de ir encajando todas las piezas del puzzle en una única herramienta.

Como ves, sólo necesitas un rato para reflexionar e ir colocando conceptos en su lugar. Te animamos a que hagas tu propio DAFO personal y que incluso lo compartas con alguien que te conozca muy bien para que aporte una visión más objetiva. Te aseguramos que conseguirás conocerte mucho más y que la experiencia te servirá para el futuro.

 guía mundo laboral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CTA BOFU

Suscribete al blog

CES - CTA - mundo laboral - sidebar

CONOCE NUESTRAS SECCIONES

Ir arriba
Abrir chat