Contrato fijo discontinuo: ¿en qué consiste?

¿Acabas de entrar en una empresa en la que te van a hacer un contrato fijo discontinuo y no sabes qué implica eso? Te contamos todo sobre este tipo de contrato y su cotización en la seguridad social. 

¿Qué es un contrato fijo discontinuo?

El contrato fijo discontinuo es un tipo de contrato indefinido pero intermitente, es decir, un contrato prolongado en el tiempo pero que queda en suspensión durante unos meses al año. En otras palabras, es un tipo de contratación que se utiliza cuando no se requiere de los servicios de un empleado todo el año, pero sí todos los años. 

Algunos ejemplos de contratos fijos discontinuos serían los de los trabajadores que realizan servicios con la temporada escolar (monitores de comedor, conductores de autobús escolar….) o trabajos de verano vinculados con el turismo y la hostelería (socorrista, personal para hotel, camarero de chiringuito…).

Es importante diferenciarlo del contrato temporal, ya que este segundo es un contrato de un tiempo limitado que no va a repetirse de manera permanente todos los años. 

Llamamiento: cómo se realiza

Cuando se inicie la campaña o temporada, la empresa estará obligada a llamar al trabajador. Los trabajadores serán llamados en el orden y modo que se determine el convenio colectivo, que puede establecer diferentes criterios tales como la antigüedad o el reparto de empleo. 

En caso que la empresa no realice el llamamiento, el trabajador debe realizar una reclamación por despido improcedente ante la jurisdicción competente antes de 20 días hábiles desde que se produce la ausencia de convocatoria.  

Por lo que al trabajador supone, en el llamamiento se pueden dar las siguientes situaciones:

  • Baja laboral: si el trabajador fijo discontinuo en el momento del llamamiento se encuentra en una situación de incapacidad, la empresa lo deberá incorporar al llamamiento igualmente, ya que sino se trataría de un despido improcedente. Esto implica que la empresa tendrá que dar de alta al trabajador y tramitar la baja por incapacidad que le corresponde. 
  • Baja voluntaria: en caso de que el trabajador no acuda al llamamiento de forma voluntaria, se daría por entendido que éste ha realizado una baja voluntaria, por lo que se acabaría la relación laboral con la empresa sin derecho alguno a indemnización por despido ni a desempleo.

contrato fijo discontinuo 1

Seguridad social en los contratos fijos discontinuos

El trabajador fijo discontinuo cotiza a la Seguridad Social en unas condiciones iguales a las de un trabajador indefinido, es decir, para las contingencias de desempleo, jubilación, enfermedad común e incapacidad. La base reguladora de su cotización será la que esté establecida como su salario mensual por las horas trabajadas, tanto las ordinarias como las complementarias. 

Así pues, ¿puedes cobrar el paro en los períodos de inactividad? 

La respuesta es sí, ya que, aunque tengas un contrato en vigor, la ley considera que en tus períodos de inactividad te encuentras en situación de desempleo y tendrás derecho a la prestación siempre y cuando tengas los suficientes días cotizados que te dan derecho (360 días en los anteriores 6 años). 

Ahora ya conoces las principales claves del contrato fijo discontinuo, de modo que asegúrate que tu contrato cumple todas las cláusulas cuando empieces un nuevo trabajo. ¡Suerte! 

Cecilia Morcillo
Cecilia Morcillo
Responsable de Selección (recursos@grupocoremsa.com)

Quizás te pueda interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Ir arriba
Abrir chat