Cómo organizarse para estudiar en solo 5 pasos

La vida del estudiante está llena de exámenes y plazos de entrega relativos a múltiples materias: la prueba de idiomas del lunes, la exposición del martes; la evaluación de una troncal el miércoles… ¿Cómo organizarse para estudiar de un modo eficiente y conseguir llevar al día y con buenos resultados todas las asignaturas? 

Accede a la guía: ¿Cómo escoger la FP que necesito?

Cómo organizarse para estudiar todas las asignaturas

No es una cuestión sencilla, menos si estás ya cursando Estudios Superiores o te preparas unas oposiciones. La gran variedad y cantidad de temas que debes abarcar hace que, en muchas ocasiones, te sientas superado o que no sepas dar prioridad a los asuntos más importantes

De hecho, seis de cada diez personas procrastina de forma moderada, es decir, pospone tareas relevantes, ya sea por exceso de perfeccionismo, demasiada confianza en los plazos o el autoengaño de que les gusta trabajar bajo presión. Una tendencia hacia la postergación que afecta al 95% de los estudiantes, según el estudio Procrastination and Task Avoidance.

Por ello, saber planificar la agenda y aplicar unos buenos hábitos de trabajo es crucial para que tengas éxito en tu faceta como alumno u opositor. ¿Cómo organizarse para estudiar? Sigue estos 5 pasos para optimizar tu rendimiento. 

Analiza tus objetivos

¿Cuántas asignaturas te tienes que preparar? ¿Con qué contenido cuenta cada una? ¿Hay algún trabajo que debas entregar? ¿Tienes fechas de examen a la vista?… Todas estas preguntas son las que debes realizar en primer lugar. De este modo, podrás concretar a todo lo que te enfrentas y organizarlo sin que se te quede nada en el tintero

Eso sí, para que no te sientas sobrepasado por la gran cantidad de tareas pendientes y termines bloqueado, lo más recomendable es que dividas esos objetivos en pequeñas metas, más asumibles. En el estudio, la mayoría de las veces debes afrontar un trabajo paulatino y constante, como ir aprendiendo las asignaturas anuales o memorizar el temario de una oposición al SAS, por ejemplo. Por tanto, es mucho más fácil si lo desglosas en temas o secciones que puedas ir incluyendo en tu planning periódico y compaginando con el resto de encargos. 

Evalúa el tiempo disponible

El siguiente paso de este proceso de cómo organizarse para estudiar es valorar el tiempo con el que cuentas según tus circunstancias personales. Puede que compagines formación con trabajo, que tengas clases de idiomas por las tardes o que reserves un espacio para practicar tu deporte favorito. 

Haz un horario semanal con todas estas actividades diarias y analiza las franjas horarias que quedan libres para dedicarlas al estudio. Ahora bien, sé realista y no asignes como horas disponibles esos momentos del día en los que sabes, casi con total seguridad, que no vas a poder utilizar para cumplir tus objetivos.

Y si un día, de forma excepcional, incumples tu plan, recupera el tiempo perdido para que tu evolución no se vea perjudicada. 

Calendariza los objetivos

Con las metas y las horas disponibles, ya tienes todos los ingredientes para comenzar a diseñar tu planning de estudio. Se trata de que repartas los objetivos diarios, semanales y mensuales en el calendario, pormenorizando qué espacio del día vas a dedicar a cada una de las tareas pendientes. Como dijo Lord Chesterfield, “cuida los minutos y las horas se cuidarán de sí mismas”. 

A la hora de hacerlo, ten en cuenta que no todas las tareas van a necesitar que dediques el mismo tiempo. Por ejemplo, si te cuesta memorizar con facilidad, pero eres excelente con los cálculos, aprender un tema de Historia te llevará más horas que uno de Matemáticas. Por eso, si calificas las metas por dificultad, podrás crear un cronograma más ajustado a la realidad. 

Además, no te olvides de incluir espacios para ir repasando conforme incorpores contenidos, ya que si no refrescas, el esfuerzo será en balde. Recuerda que en el plazo de un mes, pierdes el 80% de lo aprendido si no estableces una estrategia de repaso periódico de las materias ya estudiadas, según las investigaciones expuestas por Hermann Ebbinghaus en Memory; A Contribution to Experimental Psychology

Cómo organizarse para estudiar en solo 5 pasos

Ponte en acción

Una vez que ya tienes tu planning, llega el momento de llevarlo a la práctica. Para ello, es importante que sigas las siguientes recomendaciones

  • Prioriza las tareas. ¿Sabías que perdemos al día una media de 218 minutos en hacer cosas que no son importantes? Seguro que te ha pasado que has querido dejar para el final el tema más destacado de una asignatura, para llevarlo ‘fresco’, y luego no has tenido tiempo para estudiarlo como deseabas. Si señalas en tu calendario las tareas prioritarias y te centras en seguir el plan, evitarás perder el tiempo en asuntos secundarios.  
  • Dedica las mejores horas a las metas importantes. Cada persona tiene un momento del día en el que está más concentrada. En términos generales, éste corresponde a la primera hora de actividad de la mañana; según apunta Greg McKeown, en Essentialism: The Disciplined Pursuit of Less, aunque nadie mejor que tú para identificar cuándo rindes más y asignar a esos momentos los objetivos más importantes o complejos. 
  • Concéntrate en una tarea a la vez. La multitarea es el gran enemigo de la productividad. De hecho, según el informe Multitasking: Switching costs, de la American Psychological Associattion, la multitarea supone la pérdida del 40% del tiempo productivo mientras se pasa de una actividad a otra. Por tanto, enfócate en un objetivo y no empieces el siguiente hasta que el anterior esté terminado.  
  • Evita las interrupciones. Las micropausas –esos pequeños espacios que tardamos en recuperar la concentración mientras pasamos de una actividad a otra- suponen una pérdida de 60 minutos al día, según el estudio de II Estudio de Comportamiento Laboral de los Trabajadores Españoles. Procura evitar a los llamados ‘ladrones de tiempo’: bloquea las notificaciones, pide que no te interrumpan, cierra la puerta, silencia el móvil…  
  • Establece descansos periódicos. Nuestra capacidad para mantener la concentración no es ilimitada, sino que va decayendo conforme avanza el reloj. En concreto, podemos estar concentrados en torno a 30-45 minutos. Pasado este tiempo, haz un pequeño descanso  de 5 o 10 minutos para que tu cerebro se recupere. Para ello, puedes utilizar herramientas inspiradas en la técnica Pomodoro

Planifica la siguiente fase

Para aplicar buenas pautas en cuanto a cómo organizarse para estudiar, procura terminar tu jornada de estudio con la organización del día siguiente, apuntando y repasando todo lo que tienes que hacer. 

De este modo, cuando retomes la actividad, podrás aprovechar esos primeros minutos de alto rendimiento para avanzar tareas, sin pérdidas de tiempo. Es más, dormirás mejor, ya que tu mente tendrá claro el trabajo del día siguiente, al haberlo dejado por escrito, y no estarás dándole vueltas cuando llegues a la cama.  

Ayúdate de la tecnología: 5 apps para organizarte

Puedes pensar que crear un planning de estudio resulta tedioso y complicado. Por suerte, existen muchas herramientas tecnológicas que te ayudan con este proceso y te permiten gestionar tu agenda en cualquier momento desde el móvil. 

Estas son algunas de las apps más usadas en relación con cómo organizarse para estudiar. 

  • Google Calendar. Se trata de la aplicación más conocida para establecer un calendario, anotar eventos, añadir notas, señalar citas o crear alertas para ‘deadlines’… Además, al ser de Google, tiene unas excelentes opciones de compatibilidad con otras herramientas, como el Gmail, Drive o Meet. 
  • MyHomeWork. Enfocada a un perfil de estudiante, esta app te permite organizar las tareas y clases de forma sencilla, tanto a modo de calendario, como listado de tareas a llevar a cabo. 
  • TimeTable. Con un sistema muy parecido al anterior, esta aplicación resulta muy atractiva y sencilla de utilizar gracias a una estética basada en colores. Puedes añadir tu horario, incluir tareas y activar alertas, entre otras opciones. 
  • Trello. Con una interfaz y funcionamiento basados en la metodología Trello es otra buena opción para saber cómo organizarse para estudiar ya que puedes distribuir las tareas en diferentes tableros, asignarles prioridades, moverlas según el estado de ejecución o compartir la agenda con otros usuarios.  
  • Exam CountDown. Por último, con esta app nunca olvidarás los días de tu exámenes o entrega de trabajos. Junto a las notificaciones de fechas destacadas, también facilita el diseño de una agenda de estudio y dispone de consejos de alumnos y expertos de gran ayuda. 

Con estas pautas y recursos, no tendrás problema en hacer frente a cualquier proyecto formativo que te plantees. Si estás pensando en orientar tus estudios hacia carreras profesionales con alta empleabilidad, en Cesur impartimos ciclos homologados de Formación Profesional con lo que podrás acceder al mercado laboral rápidamente. Déjate asesorar por nuestros expertos y encuentra la formación perfecta para ti

guía elige tu formación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CTA BOFU

Suscribete al blog

CES - CTA - mundo laboral - sidebar

CONOCE NUESTRAS SECCIONES

Ir arriba
Abrir chat