Cómo estudiar para un examen tipo test: técnicas y trucos para aprobar

¿Cómo estudiar para un examen tipo test? A) Es de gran ayuda elaborar buenos resúmenes. B) Es de gran ayuda hacer buenos esquemas C) Las dos respuestas anteriores son correctas. D) Ninguna de las respuestas anteriores es correcta. 

No, no eres el único que se siente confundido ante los cuestionarios de opción múltiple. Por eso, a lo largo de este artículo vamos a aportar útiles consejos para que puedas preparar de forma eficaz esta modalidad de evaluación, muy extendida en las pruebas de oposición y bastante frecuente también en la Educación Superior. 

Accede a la guía: ¿Cómo escoger la FP que necesito?

¿Qué es un examen tipo test? 

El examen tipo test no es algo nuevo. De hecho, sus orígenes se remontan a la Primera Guerra Mundial, cuando los reclutas sometían sus capacidades a evaluación a través cuestionarios de opción múltiple, una metodología creada en 1914 por Frederick J. Kelly, de la Universidad de Kansas. 

Según la Real Academia de la Lengua Española, este modelo de examen consiste en una “prueba destinada a evaluar conocimientos o aptitudes, en la cual hay que elegir la respuesta correcta entre varias opciones previamente fijadas”. 

Es decir, en lugar de tener que redactar un comentario sobre un tema concreto, en los exámenes tipo test sólo tienes que seleccionar la opción correcta. ¿Fácil, verdad? Si ya te has enfrentado alguna vez a estos cuestionarios, sabrás que aprobar es mucho más complejo de lo que parece. ¿Por qué ocurre esto?

¿En qué se diferencia estudiar para un tipo test o una prueba de desarrollo?

Cuando te sientas frente a un examen de desarrollo, aunque no te sepas la materia a la perfección, casi siempre puedes aportar algunas ideas y conceptos y conseguir, al menos, el aprobado. Sin embargo, en un tipo test, aun habiendo memorizado el temario, es frecuente que te surjan infinidad de dudas conforme avanzas el cuestionario. Incluso puedes llegar a pensar que cuanto más preparado vas a la prueba, más incertidumbre te provocan las preguntas y viceversa. 

¿Por qué ocurre esto? Esto se debe a que estos dos modelos de evaluación requieren que actives distintos tipos de memoria

  • En los exámenes de desarrollo se pone en funcionamiento la llamada memoria de recuerdo, que es aquella que te permite retener mucha información en tu cerebro, organizarla de forma coherente y, después, reproducirla en la prueba. 
  • En los cuestionarios de opción múltiple se precisa el uso de la denominada memoria de reconocimiento, dirigida a identificar conceptos o hechos familiares que han quedado almacenados en tu memoria y surgen ante las preguntas de una forma más impulsiva o automática. 

¿Quiere esto decir que no tienes que prepararte para un tipo test? ¡Ni mucho menos! La única diferencia sobre cómo estudiar para un examen de este tipo es el método que debes seguir para obtener buenos resultados. 

Cómo estudiar para un examen tipo test

¿Cómo estudiar para un examen tipo test? 

En este sentido, estas técnicas te ayudarán a aprender los temarios de forma correcta y superar cualquier examen tipo test: 

  1. Estudia activamente. Dado que en estas pruebas tiene mayor valor la memoria de reconocimiento que la de recuerdo, es importante que no intentes asimilar la materia memorizando cada punto y coma del temario. La clave está en preparar los contenidos a través de la comprensión, identificando los conceptos y datos clave. 
  2. Avanza el temario. Mientras que en los exámenes de desarrollo es mejor hacer hincapié en un tema hasta que lo dominas y solo entonces, pasar al siguiente, en los cuestionarios de opción múltiple resulta más efectivo abordar el temario de forma integral e ir repasándolo reiteradamente para reforzar la memoria a largo plazo, extrayendo las ideas principales. 
  3. Formula posibles preguntas. Otro consejo sobre cómo estudiar para un examen tipo test es que, conforme lees tus apuntes, pienses en posibles preguntas. Esto te sirve para retener los conceptos clave. 
  4. Utiliza el ‘visual thinking’. A diferencia de las pruebas de desarrollo, en las que son muy útiles los resúmenes, en los tipo test resultan más efectivas herramientas de memorización visuales, como flashcards, esquemas, infografías…, ya que te permiten fijar mejor las ideas. 
  5. Fíjate en los detalles. Una de las particularidades de los tipo test es que, en muchas ocasiones, las respuestas son muy parecidas y solo se diferencian entre sí por pequeños matices. Por ejemplo, en un examen de Administración y Gestión Empresarial, en relación con los tres objetivos del Área de Recursos Humanos, las respuestas pueden ser: 
    1. La mejora de la productividad, la mejora de la calidad de vida en el trabajo y mejora de la rentabilidad.
    2. La mejora de la productividad, la mejora de calidad de vida en el trabajo y el cumplimiento de la normativa.
    3. La mejora de la productividad, el cumplimiento de la normativa y la mejora de la rentabilidad.
    4. El cumplimiento de la normativa, la mejora de calidad de vida en el trabajo y la mejora de la rentabilidad.
  6. Practica con asiduidad. Realiza exámenes tipo test con frecuencia. De este modo, te familiarizas con el modelo, puedes acceder a posibles preguntas, aprender a reconocer los patrones de las respuestas correctas y erróneas y ajustar los tiempos para que el reloj no juegue en tu contra el día ‘D’. Lo más recomendable es que contestes a las preguntas que te sabes y, en una segunda vuelta, vayas valorando si marcas o no las demás. 
  7. Aclara el sistema de evaluación. Una causa de que muchas personas suspendan el tipo test se debe a su falta de atención a las instrucciones. Por eso, confirma cuánto tiempo tienes para realizar la prueba y cómo se puntúan las respuestas (cuánto vale cada cierto o si las erróneas restan, por ejemplo).

Trucos para conseguir el aprobado

Aunque un buen hábito sobre cómo estudiar para un examen tipo test es el único secreto para superar la prueba con nota, puede que no hayas podido preparar suficientemente el temario por diversas circunstancias. ¿Qué puedes hacer en estos casos? De acuerdo con William Poundstone, experto en la predicción del comportamiento humano, existen algunos ‘trucos’ a la hora de responder los cuestionarios

  • Vigila la gramática. Muchas veces, pequeños errores gramaticales en el género o la falta de concordancia de los verbos son indicativo de que esa respuesta es incorrecta. 
  • Elimina los extremos. Si encuentras respuestas del tipo “siempre” o “nunca”, lo más probable es que sean falsas. Por el contrario, los términos menos restrictivos como “puntualmente”, “en ocasiones” o “ocasionalmente”, resultan correctos. 
  • Opta por la extensión y la concreción. Los que elaboran los tests procuran asegurarse de que las respuestas correctas son indiscutibles y, como consecuencia, tienden a ser más largas, con más detalle y más calificativos. 
  • Apuesta por el ‘Todas son correctas’. Estadísticamente está comprobado que en los enunciados que incluyen la respuesta ‘Todas las anteriores son ciertas’, esta opción es la adecuada en la mayoría de las ocasiones. 
  • Prima el ‘verdadero’ sobre el falso. Según las investigaciones del experto, las respuestas verdaderas son más comunes que las falsas en una relación de 56% y 44%. Al fin y al cabo, es más fácil escribir algo que es cierto que inventarse una mentira creíble.
  • Ten en cuenta las opciones más frecuentes. Asimismo, en los enunciados con 4 opciones, la B) suele ser la cierta la mayoría de las veces (el 28%), mientras que en los de 5 alternativas, es la última respuesta la que prevalece con mayor probabilidad (en el 23% de los casos). 

De este modo, gracias a estas técnicas y trucos sobre cómo estudiar para un examen tipo test, conseguirás salir airoso de cualquier prueba a la que te presentes, lo que te motivará a continuar con tu formación. Y para que sigas avanzando en tus competencias y conocimientos y puedas optar a un buen futuro laboral, en Cesur impartimos más de un centenar de ciclos oficiales de Formación Profesional en diferentes ramas de actividad. Contacta con nuestros expertos para conocer de forma gratuita qué itinerario formativo se adapta mejor a ti. ¡Te esperamos!  

guía elige tu formación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CTA BOFU

Suscribete al blog

CES - CTA - mundo laboral - sidebar

CONOCE NUESTRAS SECCIONES

Ir arriba
Abrir chat