¿Administración y Finanzas o Asistencia a la Dirección? Por qué ciclo decidirte

Es habitual que futuros estudiantes de Formación Profesional duden entre distintos grados. Esto es algo que sucede comúnmente con los de Administración y Finanzas y el de Asistencia a la Dirección por las similitudes del plan formativo. Por eso queremos explicarte qué puedes encontrar en cada titulación y el futuro laboral al que podrás optar al terminar cada una de ellas, de modo que puedas tomar la decisión.

En qué consisten las asignaturas

En ambos estudios hay una serie de puntos básicos que son similares. Por ejemplo, el estudio del inglés o de una segunda lengua extranjera; una manera bastante eficiente de apuntalar la importancia que tienen los idiomas dentro del tejido empresarial.

También las técnicas de comunicación o de atención al cliente, así como una serie de conocimientos sobre la documentación propia de la empresa que resultan fundamentales para ambos perfiles profesionales. Aquí aprenderás cómo comportarte ante el cliente y cómo gestionar adecuadamente determinada documentación de uso diario.

Sin embargo, no todo son similitudes. En Administración y Finanzas, encontrarás una fuerte carga de asignaturas relacionadas directamente con el mundo de la empresa. Desde contabilidad hasta logística o fiscalidad.

Por su parte, en Asistencia a la Dirección estudiarás la forma más óptima y recomendable de gestionar la información relacionada con la dirección, además de desarrollar la creación y organización de eventos.

Habilidades y competencias

Ahora bien, las asignaturas no siempre indican en su denominación los conocimientos que vas a desarrollar al cursarlas. Debes tener en cuenta que se utilizan en su nomenclatura términos muy genéricos y sintéticos.

En el ciclo de Administración y Finanzas, principalmente, te convertirás en un experto en el trato con proveedores o administradores de la empresa, así como en la documentación que circula en la misma o en las entidades en las que vayas a trabajar. Es decir, desde contabilidad hasta fiscalidad de una empresa. Funcionarás como un pilar capaz de archivar o documentar todo el papeleo que se genere y, por lo tanto, serás alguien fundamental de cara a justificar el funcionamiento interno de la misma.

Por otro lado, en el ciclo de Asistencia a la Dirección también tendrás algunas competencias dentro de la administración empresarial, pero te centrarás mucho más en los problemas de agenda. Es decir: las reuniones, las llamadas o las comunicaciones internas y externas que se vayan a realizar. Tendrás que favorecer la posibilidad de que todos los elementos u organismos de la empresa puedan entrelazarse debidamente. Así, también tendrás competencias dentro de las relaciones públicas de la empresa.

Y al terminar, ¿qué?

En el caso del ciclo de Administración y Finanzas, podrás optar al cargo de administrativo en diversos sectores, ya se trate de departamentos de contabilidad o logística, en marcas comerciales, banca o cualquier otro destino.

Por otro lado, con el título de Asistencia a la Dirección podrás trabajar como asistente o secretario en cualquier tipo de empresa, de despacho o de oficina.

En conclusión, ambos ciclos te abren un amplio panorama laboral y te permitirán desarrollar tus aptitudes para encontrar rápidamente un trabajo apropiado para ti. La decisión de cuál de los dos elegir es solo tuya. Piensa en el futuro que te ofrece cada uno y, a la vez, en las asignaturas que te resulten más atractivas.

Suscribete al blog

New call-to-action

CONOCE NUESTRAS SECCIONES

Ir arriba
Abrir chat